Cargando contenido

Libros


Eróticos desvaríos. Meri Pas Blanquer. Edición personal.2014
09
Jun

Eróticos desvaríos. Meri Pas Blanquer. Edición personal.

Es reconfortante encontrar autores a los que se les inculcó la poesía desde la infancia. Rezuman versos y recuerdos poéticos. No todos aquellos a los que se les intentó enseñar el amor por el Siglo de Oro y los grandes vates de nuestra Historia acaban publicando libros, pero en este caso se ven, de forma directa, los frutos de una semilla sembrada por la generación anterior.

Por Guillermo Arroniz López


¡Compártelo!




Es reconfortante encontrar autores a los que se les inculcó la poesía desde la infancia. Rezuman versos y recuerdos poéticos. No todos aquellos a los que se les intentó enseñar el amor por el Siglo de Oro y los grandes vates de nuestra Historia acaban publicando libros, pero en este caso se ven, de forma directa, los frutos de una semilla sembrada por la generación anterior.

Así, por ejemplo, en su poema V UN LUGAR EN EL MUNDO, se nos habla de la fe en el amor más allá de la muerte, un tema clásico por antonomasia, que nos trae a la memoria uno de los poemas más famosos de Quevedo. En el XXIII LA MEMORIA DE LAS GOLONDRINAS, se hace una mención expresa a Bécquer. Sin embargo no todo serán tradiciones y homenajes. La autora va en busca de una propia voz que sobre todo encontramos en sus temáticas.

En los poemas recogidos en este libro encontraremos algunos eróticos desvaríos, o digamos unas fiestas eróticas donde la autora puede arrasar con los géneros y las moralinas para entregarse de forma clara, pero nunca soez, al impulso primitivo (escrito como un elogio) que nos da la vida. Pero es cierto que hay algo que difiere de las emociones más comunes en este mundo variado y personal (más que ninguno) del sexo. Entre sus pasiones saltan algunos adjetivos, algunas expresiones que hablan del dolor, de miembros rotos y éxtasis dolorosos. En ese sentido pareciera que la fantasía que se nos transmite fuera la de imaginar un tormento físico que trajera el orgasmo.

“éxtasis lacerante”; “te arrancaba las entrañas”; “un golpe seco y certero”; “El olor de la carne me disloca el cuello”.

Hay una innegable violencia verbal que engarza a la perfección con mitos/leyendas/historias como la de S. Sebastián, que en su tortura de saetas parece a veces transmitir una sensualidad arrebatada.

XXXVI

LLEVO UN PURGATORIO ILIMITADO DE MANJARES Y HORRES AL COSTADO.

Lo intento sin éxito.

Llevo un purgatorio

Ilimitado

de manjares y horrores

al costado.

Más horrores que manjares.

Pero estas células grises

con hilos de sangre tatuada

que taladran sin piedad

me sumergen una vez al día

en exquisitos instantes de gloria.

Al margen de esos “desvaríos” tan interesantes a los que nos invita la autora hay otro tipo de poemas que hacen referencia a lo emocional, o que convierten experiencias vitales en poesía, como por ejemplo la elegía a un familiar de muchos años. El impulso poético es lo que inunda a la autora para compartir unos versos que están marcados por una riqueza metafórica notable sin dejarse llevar por ritmos convencionales ni rimas. En este sentido su poesía entronca con las corrientes contemporáneas y se declara hija de su tiempo.

La inquietud que producen sus poemas, el hecho de que no hayan llegado a cien, y se hayan quedado en la aparentemente caprichosa cifra de noventa y seis, la presencia del dolor y del placer, y la oscura invitación a descubrir otras caras de la fantasía erótica hacen de este libro un poemario notable y personal con el que la voz encuentra naturaleza.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.