Cargando contenido

Libros


Los 22 secretos de la felicidad. Rubén Barea.2017
26
Ago

Los 22 secretos de la felicidad. Rubén Barea.

Siempre ha sentido atracción por el Tarot, aunque confieso que ha sido mucho más por la parte visual (hay numerosas barajas de estilos muy diferentes, algunas firmadas por nombres de prestigio o inspiradas en trabajos de artistas como Mucha). Esa atracción se ha ido ampliando y ramificando con el tiempo sin que haya conseguido convertirse en ninguna obsesión ni haya leído más de tres libros sobre el tema.

Por Guillermo Arroniz López


¡Compártelo!




Pero "Los 22 secretos de la felicidad" es mucho menos un libro sobre el Tarot de lo que pudiera pensarse teniendo en cuenta quién es su autor, reconocido vidente de los platós de televisión, y buen amigo y admirador de Octavio Aceves, quien además prologa el texto. Las cartas están ahí (los veintidós arcanos que dan título al libro), en brillante color. Concretamente el autor ha elegido una de las barajas más utilizadas y famosas, la de Rider-Waite, y sus significados, ésos que simbolizan precisamente las cartas, son lo que el autor está buscando para "asesorar" al lector sobre la manera de afrontar las dificultades y situaciones de la vida. Es decir, que Barea no está intentando enseñar a usar el Tarot a través de su libro, ni explica las tiradas tradicionales de cartas, etc. Lo que busca el autor es explicar de forma sencilla y amena al lector cómo aprovechar las enseñanzas, los mensajes de esos naipes, con un estilo didáctico que incide en las ideas principales para que sea más fácil retenerlas.

¿Y qué manera mejor de enseñar las cosas que poner ejemplos? Las historias con moraleja, usadas desde tiempos antiguos, pasando por las bellas formas poéticas de las fábulas, son una magnífica manera de mantener la atención de quien lee/aprende al tiempo que ayudan a fijar esas ideas o enseñanzas que se quieren transmitir.

Rubén Barea actualiza esa fórmula con solera utilizando las historias que algunos de sus clientes le han ido contando a lo largo de los años, ligando cada carta y su "sabio" o principio con el relato en el que los protagonistas sufren la muerte de sus seres queridos, enfermedades, largos períodos de desempleo, falta de amor en la infancia, abusos por parte de los padres, incapacidad para mostrar sentimientos, adicciones, amores fallidos, ansiedades, procesos de asunción de la propia identidad sexual, defensa de la orientación sexual frente a padres o al mundo, abandonos, acoso escolar... Historias que todos hemos vivido en carne propia o en la carne de alguien cercano.

Los mensajes que nos lanza Rubén Barea no resultan complejos de entender, son el contenido básico de eso que podríamos llamar "el sentido común", pero, he aquí la clave, son complejos de aplicar en el momento adecuado, cuando el dolor o la tristeza nos ocupan por completo. A veces exigen un gran esfuerzo y a veces están poco en boga en el mundo occidental como por ejemplo el ser conscientes de los resultados a los que abocan nuestros actos y, lo que es aún más difícil, ¡responsabilizarse de ellos!:

"En los Enamorados se encuentra la representación de Adán y Eva en el paraíso y, ante la tentación de la serpiente, su obligación de elegir, libremente, comer del árbol prohibido o acatar las instrucciones de su creador. Deciden comer del árbol y tienen que aceptar su responsabilidad, las consecuencias de su decisión, la renuncia, abandonando el paraíso e iniciando un nuevo y difícil camino". Página 104.

Por eso, utilizando su formación en coaching, el vidente desarrolla y muestra pequeñas fórmulas que nos acerquen a salir airosos de las situaciones complejas o dolorosas de la vida, y acercarnos así a la plena felicidad. Además, para terminar de hacer más atractivo el texto, cada carta va acompañada de una interesante frase de una gran personalidad de la Historia de la Humanidad... cita a la que, al final de cada capítulo, se suelen unir otras de personajes igualmente famosos del mundo de la filosofía, la literatura...

Con esta estructura: imagen de carta+cita, relato, explicación del mismo y relación entre ambas cosas donde se desarrollan los consejos para el lector, más una serie de conceptos que resumen el valor de la carta, y el repaso a las frases claves a las que en ocasiones se suman otras citas; con esta estructura, digo se nos lleva por varios caminos a un mismo fin, que no es otro que ayudarnos a ser más felices, lo cual no implica que tengamos que estar siempre sonriendo o que debamos ocultar nuestro malestar, nuestros sentimientos: es preciso también asumir el dolor y expresarlo cuando resulta preciso.

La emoción se le transparenta a Barea al hablar de ciertos personajes (a los que imagino ha cambiado nombres y algunos detalles), y en algún caso llega a reconocer abiertamente lo mucho que los echa de menos. Es hermoso ver la relación de confianza y cariño que los humanos llegamos a establecer entre nosotros. De igual manera, a lo largo del emocionado prólogo, puede sentirse el cariño que le profesa Octavio Aceves a Rubén Barea, a quien considera, de alguna forma, su discípulo.

Sin pretensiones ni frases barrocas se nos presenta el texto... y el que quiera "oír que oiga" (o leer que lea)... La felicidad está más cerca de lo que a veces creemos.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.